Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas estas condiciones de uso. OK | Más información
 | 

Kadeteak

Honesto consigo mismo

La consecución del Campeonato de Euskadi por parte del cadete femenino del Ointxe es el resultado del trabajo de muchos años. Arri junto con sus ayudantes ha ido puliendo año tras año un equipo que ha mantenido sus señas de identidad tanto en las victorias como en las derrotas, en las fases regulares como en las fases finales. Arri no ha cambiado ni un ápice su manera de sentir este deporte, ni en las finales ni en los partidos amistosos. Es algo de agradecerle porque la cercanía de los trofeos hace que muchos entrenadores adulteren su manera de plantear los partidos. En definitiva, son deshonestos consigo mismos. Y puedo decirlo de primera mano porque lo he visto en el mundo profesional y en el amateur. Incluso en categorías minis, y participación. Un horror. Arri es un entrenador que ha transmitido a sus chicas que no hay nada más peligroso que no arriesgarse. Por eso hemos podido ver en infinidad de ocasiones un equipo jugando a una velocidad alta, sin miedo al fallo, cuidando y puliendo los errores, y con defensas de riesgo para romper la escuadra y cartabón de la mayoría de los equipos. Arri ha sido el arquitecto que se ha reinventado diariamente buscando ejercicios de mejora. Es incapaz de pensar más allá de la semana siguiente. Entrena en el día a día e intenta llegar a todas y cada una de sus jugadoras, no solamente a las más talentosas. Por eso es que todas las jugadoras hayan experimentado una gran progresión en función de sus capacidades. Enhorabuena por el buen trabajo. Arri ha sido honesto consigo mismo. Y esta en nuestro club. Todo un lujo. Ahora a preparar el Campeonato de España.

No hay que olvidar al club como partícipe de este hito, ya que ha sido el que en su día creo la Saski Eskola para que las Nahia, Irene o Haizea, entre otras, pudieran dar sus primeros pasos cuando apenas contaban con 9-10 años. En la Saski Eskola se empezaron a formar y a recibir sus primeras lecciones, entre ellas la de quemar etapas sin prisa pero sin pausa, sin pensar en el resultado. Desde etapas muy tempranas se veía que tenían algo que les hacía especiales, su mentalidad ganadora y competitiva. A mi entender el éxito que han conseguido a venido determinado más por su actitud que por su aptitud. Chavalas que han pedido a su entrenador sesiones extras para mejorar su físico, su tiro. Incluso han sido valientes tomando parte en los entrenamientos del equipo EBA masculino para mejorar sus fundamentos. Todo ello ha sido una declaración de intenciones.
Si el Campeonato de Euskadi recientemente conseguido, ha sido un gran logro, no lo es menos el subcampeonato del año pasado con todo chicas de la casa, siendo de primer año. O la clasificación para el Campeonato de España de hace dos años, también con todo jugadoras de la casa. Dentro de los objetivos del equipo no estaba ni el campeonato ni el subcampeonato, pero el grado de dificultad para alcanzarlos, les dio hambre y mantener el nivel adecuado de motivación. Me da la sensación que este equipo ha disfrutado mucho con la consecución del Campeonato, pero más con el camino recorrido.. Por eso, este equipo cadete femenino se ha ganado ser el faro que ilumine el Ointxe. Debe ser el equipo donde se fijen el resto de equipos.

Mondragon Unibertsitatea
Mondragon Lingua
Alkideba
BEREIKER
Laboral Kutxa
SUSTRAI fruitudenda
alzola